Por favor, seleccione un país y luego elija el idioma deseado

Seleccione el país
Seleccione el idioma

Está seleccionando visitar FIRST ONSITE (CA). Para continuar, por favor confirme abajo.

Visite FIRST ONSITE Canadá

Está seleccionando visitar FIRST ONSITE (CA). Para continuar, por favor confirme abajo.

Visite FIRST ONSITE Canadá

Está seleccionando visitar FIRST ONSITE (CA). Para continuar, por favor confirme abajo.

Visite FIRST ONSITE Canadá
Centro de recursos

Cómo elegir un contratista de restauración

Aquí hay una guía para ayudar

Las lluvias masivas pueden ejercer una gran presión sobre la infraestructura municipal: el drenaje sobrepasó sus límites, las casas y negocios se inundaron y los cortes de energía eléctrica afectaron a miles de personas.

Cuando ocurren lluvias catastróficas, los aumentos extremos en la necesidad de servicios de restauración hacen que los contratistas llamen a las puertas de las casas y negocios, buscando suplir a las compañías de restauración sobrecargadas de trabajo. Aquí hay algunas ideas sobre cómo elegir un contratista para restaurar su propiedad después de un desastre.

Crear listas de proveedores preferidos

En primer lugar, cabe mencionar que las compañías de seguros gastan considerables recursos en la investigación de contratistas de restauración y en la creación de listas de proveedores preferidos para prestar un servicio de calidad a sus clientes. Esto significa que los contratistas examinados en esas listas preferidas tendrán un buen nivel de experiencia, completarán la labor con profesionalidad y lo harán de manera transparente y eficaz. Sin embargo, también es importante mencionar que usted -el propietario- siempre tiene derecho a elegir si acepta al contratista recomendado por su compañía de seguros o si elige otra opción.

Experiencia y calificaciones específicas

Si decide buscar su propio contratista, es esencial tener en cuenta que los proyectos de restauración de viviendas y empresas suelen presentar retos distintos que requieren una experiencia o cualificación específica, y que los distintos contratistas proporcionan diferentes tipos de conocimientos.

Puede necesitar certificaciones

Por ejemplo, un sótano inundado a menudo implicará aguas negras (aguas residuales sin tratar) y requerirá un proceso preciso para higienizar la zona. Una preocupación primordial después de cualquier daño causado por el agua es la erradicación y prevención del crecimiento de moho, que puede presentar un grave riesgo para la salud. Los contratistas certificados por el Instituto de Inspección, Limpieza y Certificación de Restauración (IICRC) están debidamente capacitados en la rehabilitación del moho y están calificados para prestar ese servicio.

Lo mismo ocurre con la eliminación del amianto, que requiere su propia certificación. El amianto es extremadamente peligroso, y se sorprenderá de cuántos edificios aún lo contienen.

Algunos contratistas no hacen todo

Otra consideración es el alcance de los trabajos a los que se compromete el contratista. La mayoría de los contratistas estarán dispuestos a realizar una demolición de emergencia, que esencialmente implica la extracción de agua y el arranque de los materiales de construcción dañados. Los propietarios deben ser conscientes de que pueden surgir problemas si la demolición no tiene en cuenta la reconstrucción, y una mala mitigación y estabilización de emergencia puede hacer que se dedique más tiempo a la reconstrucción y a un costo adicional. Los contratistas de restauración experimentados realizan los trabajos de demolición con la vista puesta en hacer el proceso de reconstrucción lo más fácil posible.

Alcance nacional y presencia local

Por último, lo ideal es utilizar un contratista de alcance nacional y con presencia local. Un alcance nacional significa que el contratista tendrá los recursos necesarios para comprometerse con el trabajo, trabajadores certificados y una política de servicio al cliente. Una presencia local significa que una vez que el trabajo esté completo, todavía puede conseguirlos.

Haz muchas preguntas

Lo más importante: no tengas miedo de hacer preguntas. ¿Cuál es su experiencia con los daños causados por las inundaciones? ¿Está certificado para manejar esto? ¿Cómo planea abordar el trabajo? Si no está en la lista de preferidos de mi compañía de seguros, ¿está en alguna otra? ¿También se comprometerá a reconstruir después del proceso de demolición?

El camino hacia la recuperación debe ser lo más fácil posible, y si tiene en cuenta estas directrices básicas al elegir a su contratista, tendrá una buena oportunidad de evitar los baches y las trampas.

Regístrese para las actualizaciones