Por favor, seleccione un país y luego elija el idioma deseado

Seleccione el país
Seleccione el idioma

Está seleccionando visitar FIRST ONSITE (CA). Para continuar, por favor confirme abajo.

Visite FIRST ONSITE Canadá

Está seleccionando visitar FIRST ONSITE (CA). Para continuar, por favor confirme abajo.

Visite FIRST ONSITE Canadá

Está seleccionando visitar FIRST ONSITE (CA). Para continuar, por favor confirme abajo.

Visite FIRST ONSITE Canadá
Centro de recursos

5 Pasos fáciles para mitigar el moho y la humedad en propiedades multifamiliares

Planificación crítica para la mitigación del moho

El moho es un tema muy sensible cuando se trata de viviendas multifamiliares, y no se debe pasar por alto. La realidad es que la humedad que no se trata puede volverse un problema mayor. Una simple pérdida de agua puede convertirse en un verdadero problema en menos de 48 horas si no se trata correctamente. Además, todo lo que el moho necesita para crecer y propagarse rápidamente es un poco de calor y humedad. Puede propagarse mediante la producción de esporas que se trasladan por el ambiente y llegan a otras superficies. Las esporas pueden llegar a puertas, ventanas, sistemas de aire acondicionado e, incluso, a personas y mascotas.

La clave para detener el moho en sus huellas es cortar la fuente del daño del agua lo más rápido posible. Entrene a su personal y a los residentes para que informen rápidamente incluso sobre problemas aparentemente menores de moho o humedad localizados en cualquier lugar de la propiedad. Lidiar con pequeños problemas rápidamente puede prevenir situaciones de emergencia por completo.

A continuación se presentan cinco sencillos pasos que puede seguir ahora para ayudar a prevenir la humedad y el crecimiento orgánico. La planificación estratégica es crucial. Creando un plan de moho y humedad bien pensado (M&M), estará mejor equipado para abordar las preocupaciones sobre el moho y la humedad de manera oportuna, salvando a sus residentes de las preocupaciones de salud y a usted de costosas reparaciones.

1) Entrene a su personal en el protocolo de moho

Todo el personal debería ser parte de su plan estratégico M&M. No limite su entrenamiento sólo a los empleados de mantenimiento. Asegúrese de que todos los que trabajan en su propiedad sepan reconocer los problemas de humedad y moho y entiendan la urgencia de responder lo más rápido posible.

Cuando se informe de un problema de humedad, realice una inspección de intrusión de agua de inmediato para averiguar de dónde proviene el agua. El moho típicamente crece dentro de 24-48 horas de un incidente de agua, por lo que tener un sentido de urgencia en torno a los problemas de agua es clave.

Las unidades que permanecen vacías durante un largo período de tiempo o que han sido remodeladas recientemente son candidatas principales para el crecimiento orgánico simplemente porque no se observan diariamente. Su personal o un profesional contratado debe seguir realizando inspecciones a fondo de las unidades vacías, incluida la comprobación del sistema de tuberías, el equipo de aire acondicionado, la ventilación, los sistemas de rociadores, el techo y las canaletas, la parte inferior de las alfombras y almohadillas, y los accesorios y aparatos de plomería con regularidad.

Todo el personal también debe recibir formación sobre cómo abordar adecuadamente las preocupaciones sobre el moho de los residentes sin provocar miedo o pánico. La comunicación efectiva con los residentes es esencial durante el proceso de remediación.

2) Eduque a sus residentes sobre el moho y la humedad

Las propiedades que no tratan los problemas de humedad como una prioridad no sólo ponen en riesgo la salud de sus residentes, sino que dejan su balance final expuesto a costosos litigios. Tratar los problemas de humedad de manera eficiente y efectiva también minimizará la pérdida de ingresos por tener el inventario fuera de línea durante el proceso de remediación.

La prevención del crecimiento de moho requiere la participación de todos, no sólo de sus equipos de mantenimiento y administración. Los residentes pueden ser fuertes aliados en la prevención del moho. Al incorporar la educación sobre la humedad en el proceso de mudanza, los residentes tendrán un mejor sentido de lo que deben buscar y cómo informar sobre cualquier problema que encuentren.

Para ayudar a prevenir el moho y la humedad, se debe educar a los residentes:

  • Informe inmediatamente de las fugas de agua e inundaciones
  • Informen inmediatamente de cualquier avistamiento de moho en su residencia
  • Asegúrate de que los niveles de humedad interior se mantengan en un 50 por ciento o menos
  • Siga las pautas de temperatura y humedad:
    • Mantengan la temperatura en sus casas entre 60° y 80° Fahrenheit
    • Usar ventiladores de techo para hacer circular el aire en la casa
    • Mantenga las ventanas cerradas durante los días húmedos o lluviosos, y abra las ventanas durante el tiempo seco.
    • Fomentar el uso del extractor en la cocina, el baño y la lavandería.
    • Mantener su residencia limpia
  • Siga las pautas de conexión de la lavadora en la mudanza

Asegúrate de adaptar tu educación para que se adapte mejor a tus residentes. Para las comunidades que albergan a residentes como estudiantes o ancianos, asegúrese de proporcionar una claridad adicional para que los residentes sepan qué buscar y cuándo reportar los problemas.

3) Seleccione un proveedor de confianza por adelantado

Lo último que quieres cuando se trata de una emergencia de agua o moho es tener que luchar para encontrar un proveedor. Escoger un proveedor profesional con antelación es esencial para tratar eficientemente los problemas que puedan surgir. Asegúrese de establecer un acuerdo con un contratista profesional de restauración con antelación, para saber exactamente a quién llamar en una emergencia.

Los trabajadores no capacitados normalmente no tienen la tecnología o los conocimientos técnicos para evaluar adecuadamente todo el alcance de los daños causados por el agua o los conocimientos técnicos para mitigar plenamente los daños. Esto puede aumentar significativamente la cantidad de tiempo y dinero invertido en el proyecto de remediación. También querrá asegurarse de conocer los requisitos de su estado sobre los contratistas y si se les exige una licencia para realizar el trabajo.

Al elegir un proveedor de restauración, evalúe sus opciones con preguntas como estas:

  • ¿El contratista está disponible las 24 horas, los 7 días de la semana?
  • ¿Tiene el contratista licencia para realizar el trabajo?
  • ¿Cuál es el tiempo medio de respuesta durante los fines de semana y después de las horas de trabajo?
  • ¿Cuántos tripulantes certificados emplea el contratista?
  • ¿Qué equipo posee el contratista?
  • ¿Qué niveles de seguro de responsabilidad civil mantiene el contratista?
  • ¿Cómo establece el contratista los honorarios de los proyectos?
  • ¿Hay referencias de clientes disponibles?
  • ¿Tiene el contratista experiencia en el trabajo con proveedores de seguros y están familiarizados con los protocolos de seguros?
  • ¿Está el contratista familiarizado con las directrices y códigos del estado?

Cuando se trabaja con un proveedor de restauración profesional como FIRST ONSITE en un proyecto de pérdida de agua o de remediación de moho, aquí hay algunas cosas a tener en cuenta:

Describasu situación: Esté preparado para describir adecuadamente la situación que su equipo descubrió a su proveedor por teléfono. Comunique los detalles, incluyendo la fuente de agua, el tiempo, y si hay signos visibles de moho manchado.

Siga las instrucciones: Su proveedor de restauración debe tener una amplia experiencia en la remediación del moho y la humedad. En algunas circunstancias puede ser necesario que su proveedor de restauración solicite un protocolo escrito a un higienista industrial u otro profesional calificado en calidad de aire interior para que lo siga al realizar la remediación. Siga sus instrucciones y coopere tanto como sea posible para asegurar que el proceso se desarrolle sin problemas.

Reviseel progreso diariamente: Los mejores contratistas le dirán exactamente lo que tiene que pasar y cuándo puede esperar que el trabajo esté hecho. Manténgalos fieles a sus promesas. Pida informes de progreso diarios que cubran las acciones tomadas y los próximos pasos, así como documentación fotográfica. Asegúrese de que alguien de su equipo visite el área de trabajo con frecuencia.

Documentarel proceso: Asegúrese de mantener cuentas detalladas de cada paso del proceso de reparación a efectos de seguro y en caso de impugnación legal. En su documentación incluya los pasos tomados por su equipo de administración, informes de su proveedor de restauración y fotos del proceso.

4) No te saltes las inspecciones regulares

Es increíblemente importante tener inspecciones regulares, no sólo para los residentes, sino también para protegerse contra demandas o apoyar las reclamaciones de seguros. Durante este proceso, es importante recoger documentación fotográfica y preparar informes. Los informes deben incluir una inspección regular de la humedad. Las inspecciones ayudan a mostrar, de buena fe, que se tomaron las precauciones necesarias para prevenir y tratar cualquier problema de humedad o moho. Las inspecciones por profesionales contratados es importante porque pueden tomar fotos y documentar estas medidas. Asegúrese de marcar la hora de las fotos para mostrar la progresión del problema y/o la corrección. La inspección puede marcar la diferencia entre ganar o perder un caso basado en las reclamaciones de los residentes. Tome todas las precauciones necesarias para evitar tener que pagar un acuerdo multimillonario. Proteja a sus residentes y a usted mismo realizando inspecciones regulares.

5) Activar su protocolo de moho y humedad

Una vez que haya determinado que tiene un problema de agua o humedad, es importante evaluar la situación rápidamente. Debe considerar la posible pérdida de ingresos si la unidad afectada necesita ser desalojada mientras se hacen las reparaciones. Sin embargo, tenga en cuenta que reducir los gastos sólo le costará más a largo plazo. La reparación de la humedad y el moho debe abordarse en el primer intento porque los intentos adicionales de reparación en el futuro serán costosos. Sólo una inspección minuciosa con equipo profesional de un proveedor de restauración capacitado determinará si hay moho y humedad acechando fuera de la vista.

Los siguientes son los pasos más cruciales para activar su protocolo y deben ser incluidos en su Plan M&M:

  1. Actúa inmediatamente.
  2. Aislar las zonas contaminadas
  3. Reubicar a los residentes
  4. Proteger a cualquier persona en el sitio con el equipo adecuado
  5. Llame a su equipo de expertos
  6. Documentar y tomar fotos
  7. Programe la reparación y las reparaciones
  8. Asegurar que la remediación cumple con las directrices de la EPA
  9. Aplicar los protocolos de limpieza de los expertos en remediación
  10. Usar ventiladores y deshumidificadores según las recomendaciones de los expertos
  11. Prueba para asegurar que se ha abordado la cuestión
  12. Seguimiento continuo para garantizar la seguridad futura

Empiece hoy mismo a crear su plan de moho y humedad

Siguiendo estos pasos, tendrá un plan claro y conciso para prepararse para hacer frente a un problema de humedad de cualquier tamaño, ahorrándole tiempo y dinero cuando ocurra el desastre. Contacte con nuestro equipo de expertos si necesita ayuda para crear un plan para su propiedad o si tiene problemas con el agua o el moho.

Regístrese para las actualizaciones